Chistes graciosos




Bueno, pues ya se que siempre pongo chistes mamones en el blog, y a la mejor, no lo se, ya se estan cansando de reir de los mamones, asi que de hoy en adelante tratare de poner mas chistes graciosos que chistes mamones, ademas de que ya me cansa un poco que me esten rayando la madre porque no les gustan los chistes jeje, en fin, Aqui vamos… es mas, hasta una categoria nueva voy a abrir para que no se equivoquen.lX5sI Chistes graciosos

Habían 2 pobres que eran limosneros de pronto uno agarra un trozo de cartón y le empieza a pegar al otro, a lo que el otro aterrorizado dice:
-Para, para ¿porqué me pegas?, el otro dice:
– ¡Guerra de Almohadas!

Estaba Pepito en la escuela y le pregunta a la maestra
-¿Maestra verdad que un hombre no puede embarazar a otro hombre?
-No Pepito.
-Ves Jaimito no te va a pasar nada.

¿Cual es el lápiz mas peligroso del mundo?- Lapiz tola

¿Que dice un toro gay gordo al verse al espejo?
– Que asco estoy hecho una vaca.

¿Por qué las mujeres tienen cuatro labios?.
– Dos para decir cosas sin importancia y dos para arreglarlas.

Estaban dos borrachos perdidos en la nieve, a lo lejos divisan un perro San Bernardo con un barril cargado de whisky y uno dice:
–   ¡Ahí­ viene el mejor amigo del hombre!
–   ¡Si y viene con un perro!

Un día un bebe que iba gateando se encuentra una hormiga caminando y le pregunta a la hormiga:
– Hormiguita ¿A donde vas?
Y la hormiga responde:
– A mi casa
Y el bebe la aplasta y dice:
– !Ibas¡-

Un codisioso le preguntó a Dios:
-¿para ti que es un segundo señor?
-mil años hijo.
-¿y un centavo?
-mil pesos hijo.
-regalame unos centavitos señor.
-enseguida, solo esperame un segundo hijo.

facebook Chistes graciosostwitter Chistes graciososgoogle plus Chistes graciosospinterest Chistes graciososflipboard Chistes graciososwhatsapp Chistes graciososCompartir
¿Te gustó este artículo?, envíalo a tus amigos:
Comenta con tu cuenta de Facebook

Comentarios

  1. londra dice

    Un matrimonio circulaba en su vehículo por la cordillera alpina sin decirse ni una palabra debido a una pelea que acababan de tener, y sin ninguna perspectiva de reconciliación. Mientras pasaban por una hacienda donde había varias mulas y cochinos.

    El esposo sarcásticamente preguntó:

    – ¿Familiares tuyos?.

    – Sí… mis suegros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>